Kim Jong Yang, nuevo presidente interino de Interpol

Luego de la renuncia de Meng Hongwei como presidente de la Interpol, quien había sido reportado como desaparecido y posteriormente se confirmara su detención en China al ser investigado por cargos de corrupción, el surcoreano Kim Jong Yang, asumió hoy de manera interina la Presidencia de dicha institución,  de la cual era vicepresidente.

La Interpol confirma a través de su sitio Web, que la víspera la Secretaría General de la Organización en la ciudad francesa de Lyon recibió la renuncia de Meng Hongwei como su presidente.

De acuerdo a la Constitución y los reglamentos internos de la Interpol, el vicepresidente principal en el Comité Ejecutivo de Interpol, el señor Kim Jong Yang de Corea del Sur, automáticamente pasa a ocupar el cargo de presidente interino”.

Los próximos 18 al 21 de noviembre será la Asamblea General de Interpol, que se celebrará en Dubai, Emiratos Árabes Unidos (EAU), donde se podrá elegir al nuevo presidente para los dos años restantes del actual mandato.

“La Secretaría General de Interpol, bajo el liderazgo del secretario general Jürgen Stock, y sus oficinas centrales en el mundo, siguen enfocadas en su misión: ayudar a los agentes de la ley en todo el mundo a proteger sus fronteras, proteger a sus ciudadanos, prevenir e investigar delitos, y mejorar la cooperación policial global”, apuntó.

Meng Hongwei, quien estaba reportado como desaparecido, fue detenido en China por actos de corrupción.

La declaración fue emitida luego de que autoridades chinas confirmaron que Meng Hongwei, quien había sido reportado como desaparecido, fue detenido como parte de una investigación por actos de corrupción.

Investigan por corrupción a ex jefe de la Interpol

El Ministerio chino de Seguridad Pública informó este lunes en un comunicado que el ahora ex jefe de la Interpol y ex viceministro chino de Seguridad Pública es investigado por presuntamente haber recibido sobornos.

Meng Hongwei fue electo presidente de Interpol en la 58 Asamblea General del organismo, celebrada en noviembre de 2016 en la isla indonesia de Bali, para un periodo que terminaría en 2020.

Investiga Francia desaparición del jefe de la Interpol

Tras siete días de estar desaparecido, Francia decidió hoy investigar el paradero del presidente de Interpol, el chino Meng Hongwei, tras llegar a su país a finales de septiembre, momento en el que según la prensa de China fue presuntamente retenido por las autoridades.

Desde el pasado 29 de septiembre se perdió el contacto con Meng, cuando embarcó en un avión con destino a su país, y su familia no tiene noticias desde entonces de su paradero.

Mientras que la prensa de Hong Kong desveló que este antiguo miembro del Gobierno chino estaba siendo investigado en su país y puede haber sido víctima de una purga interna del régimen, la policía francesa abrió hoy una investigación.

Su esposa, que permanece con sus hijos en Lyon, la ciudad francesa donde tiene su sede Interpol, dejó transcurrir unos días durante los que crecía su inquietud por la ausencia de noticias de su marido.

Anoche acudió a la policía francesa, que tras tomarle declaración en una comisaría, abrió una investigación por desaparición inquietante, según confirmaron a Efe fuentes próximas al caso, y las pesquisas están a cargo de la dirección interregional de la Policía Judicial de Lyon.

Interpol se limitó a indicar, en una escueta declaración, que es un asunto que compete a las autoridades de Francia y China, y que la continuidad de su misión está garantizada, ya que el peso operativo recae en el secretario general, el alemán Jürgen Stock. Además, precisó que debe respetar las normas de confidencialidad que le marcan sus estatutos.

Amenazan a esposa del titular de la Interpol

Por su parte, el Ministerio de Interior francés compartió hoy en un comunicado su “preocupación” por la desaparición de Meng, así como por las amenazas que ha recibido su esposa, y señaló que ha puesto a disposición de la familia un “dispositivo policial adaptado” para garantizar su seguridad.

Por el momento, los agentes franceses han podido determinar que Meng, de 64 años, tomó el avión que iba a llevarle a China.

El chino Meng Hongwei, presidente de la Interpol, lleva siete días desaparecido.

A partir de ahí, se pierde la pista del alto funcionario. La familia no ha vuelto a tener contacto con él. Según el diario “South China Morning Post”, de Hong Kong, Meng es objeto de una investigación en China y fue arrestado por los servicios disciplinarios del Partido Comunista nada más poner pie en el país.

El rotativo tampoco ofrece más pistas sobre los posibles motivos por los que este exmiembro del Gobierno, considerado un peso pesado del Partido Comunista Chino, estaría siendo investigado, ni sobre cuál es su paradero actual.

Desaparece dirigente de la Interpol en China

La policía francesa ha abierto una investigación después de que la esposa del presidente de Interpol Meng Hongwei, denunciara la desaparición de su marido, del que no tiene noticias desde el pasado 29 de septiembre, cuando este viajó a China, según han informado fuentes policiales este viernes.

La mujer, que reside en Lyon, donde tiene su sede el organismo policial internacional, no sabe nada de su paradero desde entonces, según las mismas fuentes. La agencia de noticias Reuters informa de que se ha intentado poner en contacto con los portavoces de Interpol para obtener más información, pero que no ha recibido respuesta.

 

Interpol, promesas en el aire

 

Meng, de 64 años, accedió a la jefatura de la organización policial en noviembre de 2016. En su toma de posesión del cargo, según relató el diario China Daily, se comprometió a “convertir el organismo policial internacional en una plataforma más potente para la cooperación entre los Estados”.

Antes de asumir este importante mando policial, Meng había desempeñado el cargo de viceministro de Seguridad Pública en China. En aquel momento, las organizaciones de Derechos Humanos expresaron su preocupación al considerar que Pekín podría utilizar la posición de Meng, que fue un peso pesado del partido comunista chino, para perseguir a los disidentes del Gobierno chinos que están en el extranjero.

 

Deportaciones en pausa

 

Durante muchos años, Pekín ha intentado lograr el compromiso de otros países para deportar a China a ciudadanos a los que el país asiático acusa de diferentes delitos que van desde la corrupción hasta el terrorismo.

En un comunicado, la organización policial defiende que la determinación del paradero de su presidente es “un asunto” del que se han de ocupar “las autoridades de Francia y China pertinentes”. Interpol precisa en la nota que Meng no se ocupa del día a día, sino que esta responsabilidad recae en el secretario general, Jürgen Stock.

La función principal de Interpol, creada en 1914 y que cuenta con más de 190 miembros, es proporcionar a las fuerzas policiales una plataforma internacional para que los Estados puedan notificar información relativa a sospechosos de haber cometido diferentes delitos.