Connect with us

Cancún

Fuerte presencia de Juárez en Quintana Roo

Por Francisco Verdayes Ortiz<Radar Peninsular

El estado de Quintana Roo no es ajeno al nombre del recientemente recordado Benito Juárez. Gran parte de nuestros edificios, parques, escuelas y calles de las diferentes poblaciones quintanarroenses, llevan el nombre del llamado Benemérito de las Américas.

El cronista de Cozumel, Velio Vivas Valdés, anota que en 1906, con motivo del centenario de su natalicio, el gobierno del presidente de la República, Porfirio Díaz Mori, impuso el nombre de “Juárez” a muchas plazas y edificios públicos en todo el país, incluso penitenciarías.

En Cozumel, la primera gran escuela fue el “Liceo Juárez”, pero también están la avenida principal y el parque histórico (1908), a los que se llamó Benito Juárez. A este último se colocó (en 1910) un busto en el muro oeste del reloj público, y después – como dice Velio Vivas – ha peregrinado por todo el parque.

En Isla Mujeres, Benito Juárez también tiene una avenida y un parque. En diciembre de 2006, el Ayuntamiento que presidía la profesora Manuela Godoy, rescató el nombre original de esta plaza que se había perdido, luego de que un huracán arrancara de su base el busto del prócer mexicano, un 17 de octubre de 1920. Por algún tiempo se llegó a confundir con el nombre de Parque Hidalgo, pero aclarada la controversia histórica, la recién remodelada plaza central de Isla Mujeres se llama Parque Juárez.

Además, en 1958, se fundó la Escuela Secundaria Técnica “Presidente Juárez”, y en 1998, durante la administración del actual cronista de Isla Mujeres, Fidel Villanueva Madrid, se mandó hacer un busto tomando como base uno muy antiguo y destruido que sirvió de molde para el nuevo monumento alusivo al indio zapoteca.

En Chetumal, no se pudieron quedar atrás y desde que la ciudad se fundó con el nombre de Payo Obispo, una de las 10 primeras calles lleva el nombre del insigne político mexicano. Actualmente, una avenida hace honor al estadista, además de una estatua con su imagen dentro del Monumento a la Patria en la entrada principal de la capital de Quintana Roo.

MUNICIPIOS MAYAS

En el municipio de Lázaro Cárdenas, hay una población con el nombre de Benito Juárez. Además, en la isla de Holbox, como parte de las obras de la presente administración, se construyó el Parque Juárez, un proyecto que reúne canchas deportivas, plaza cívica, concha acústica y por supuesto, un busto.

La ciudad de Felipe Carrillo Puerto, también tiene una imagen de Benito Juárez, colocada sobre la avenida principal del mismo nombre, develada por la administración municipal 2002-2005, en la que se puede ver la imagen del político oaxaqueño, de cuerpo completo, sujetando con el brazo derecho la Constitución de 1857. En el municipio de José María Morelos, hay una población que lleva este nombre.

Por lo que toca a Solidaridad, su principal avenida, es decir, la entrada histórica de la carretera hacia el muelle, también se llama “Juárez”. Y solo Puerto Morelos es la excepción a la regla, pues no existe –hasta donde sabemos– ningún edificio, plaza o calle que lleve el nombre de nuestro personaje.

EL ÁREA DE CANCÚN

En Quintana Roo destaca el caso de Puerto Juárez, una población que surgió como referencia en el mapa de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, entre 1946 o 1947, y que posteriormente, apareció en los mapas militares; sin embargo, no fue sino hasta 1954 o 1955 cuando empezó a habitarse con los trabajadores que venían haciendo la carretera de Valladolid a Puerto Juárez.

Tres kilómetros cuesta arriba se formó otro núcleo al que se le llamó Colonia Puerto Juárez, y de ahí uno de los primeros cines de la región. ¿Adivine usted el nombre?… pues sí: “Cine B. Juárez”. Este cine se encontraba en lo que hoy se conoce como El Crucero, punto de encuentro original entre dos carreteras federales: la Valladolid-Puerto Juárez y la Puerto Juárez- Reforma Agraria, mejor conocida como Cancún-Chetumal.

En 1973, el nombre de Puerto Juárez estaba muy por arriba del nombre de Cancún, lo que puede constatarse con el primer viaje de la compañía aérea Mexicana de Aviación, el 5 de febrero de ese mismo año, cuyo plan de vuelo indica la ruta del aeropuerto de la Ciudad de México al aeropuerto de “Puerto Juárez” (hoy avenida Kabah).

El actual Cancún tampoco escapa a la palabra “Juárez”. En 1974, cuando se creó el estado de Quintana Roo y se determinó el nacimiento de un nuevo municipio, los politólogos consideraron un buen momento para acallar las voces que decían que Cancún era un lugar para ricos sin ningún beneficio al país, y entonces se decidió que el nombre ideal para esta nueva demarcación debía ser el de Benito Juárez, icono de la mexicanidad y de la justicia, además era continuar con el nombre de Puerto Juárez.

En 1981, el escultor cubano, José Ramón de Lázaro Bencomo, “Pepe de Larra”, presentó su escultura “Monumento a la Historia de México”, ubicada en la intersección de las avenidas Tulum y Uxmal. En ella también aparece muy destacada la imagen de nuestro personaje.

Como expresión cultural, la figura del presidente Juárez se mantiene presente en Cancún, desde el 2001, con la Asociación de Oaxaqueños Unidos Benito Juárez, A.C., que lleva con orgullo el folclore de Oaxaca, bajo la actual dirección de Luz del Carmen Hernández Godínez. En tanto, la Fundación “José Lima Zuno”, que presidía el extinto profesor José Salvador Lima Zuno, difundió durante un año la vida y obra del patricio oaxaqueño, a través de una vasta colección de grabados.

El “Juárez” de Cancún, réplica del de Campeche

La imagen de Benito Juárez que se encuentra afuera del Palacio Municipal de Cancún, no es una obra que se haya elaborado especialmente para esta ciudad. Se trata de una réplica de la estatua colosal del Benemérito de las Américas, que se yergue majestuosa sobre la colina de Bellavista (viendo hacia el mar), en la ciudad de Campeche.

La imagen original debió ser develada en julio de 1972, para conmemorar el centenario del fallecimiento del prócer oaxaqueño. Sin embargo, la obra no se terminó y su inauguración tuvo que ser pospuesta seis meses después, hasta el 11 de enero de 1973, cuando el presidente Luis Echeverría Álvarez, en compañía de su homólogo de El Salvador, Coronel Arturo Armando Molina, develaron tan espectacular obra, hecha especialmente para tal ocasión.

La estatua colosal de Benito Juárez, en Campeche, está hecha en piedra cantera, y tiene una altura de 14 metros. Su autor es el escultor Víctor Manuel Gutiérrez Guerra, y por lo consiguiente, también autor de la estatua que se encuentra en Cancún, solo que esta réplica tiene tres metros de altura, y fue colocada en marzo de 1976, para conmemorar el natalicio número 170 de Benito Juárez. Pregunta: ¿No se merecerá la ciudad de Cancún una obra inédita, ya no digamos colosal?

Escrito por

Editorial web con experiencia en medios impresos y digitales. Colaborador de Grupo Turquesa.

Trajes típicos, identidad casi desconocida

Radar Peninsular

Cancún y Riviera Maya, se diluyen

Quintana Roo

Cierran canchas de pasto sintético

Cancún

Televisa Vs. Azteca: victorias y derrotas

Entretenimiento

Advertisement

© Grupo Turquesa 2019

Connect