Escribe la noticia que buscas

Internacional

“Quieren reemplazar a los blancos”, teoría racista que inspiró al asesino de Buffalo

“Quieren reemplazar a los blancos”, teoría racista que inspiró al asesino
“Quieren reemplazar a los blancos”, teoría racista que inspiró al asesino

Payton Gendron, de 18 años, un joven asesino que fue inspirado por una teoría racista, la cual establece que “quieren reemplazar a los blancos”.

El sábado, el joven viajó 322 kilómetros, hasta Buffalo, estudió los alrededores del supermercado Tops, en un barrio predominantemente afro-estadounidense de la ciudad, y disparó contra 11 personas negras y dos blancas.

Diez personas murieron y el joven fue detenido. Las autoridades lo califican como un crimen de odio.

¿Por qué Gendron actuó así?

El manifiesto, que al igual que el que publicó el atacante de Christchurch, Nueva Zelanda, en 2019, buscaba servir de “inspiración” a otros –de hecho Gendron se inspiró en aquellos atentados-, deja ver la ideología que llevó a Gendron a matar a 10 personas, pensando específicamente en acabar con los afro-estadounidenses.

A Gendron lo motivó una versión clásica de la Teoría del Reemplazo de los Blancos, o Teoría del Gran Reemplazo, según la cual, una élite liberal globalista está tratando de destruir las naciones blancas mediante la sustitución sistemática de las poblaciones blancas ya sea por musulmanes, africanos o latinoamericanos, dependiendo del caso.

Esta teoría fue difundida por el pensador francés Renaud Camus en su libro “El Gran Reemplazo”, publicado en 2011, según el cual, el objetivo de esa élite no es otro que sustituir a esa población blanca, crítica, dejarla en los márgenes, para poder dominar a masas homogéneas, sin identidad nacional, fácilmente manipulables.

En Europa, por ejemplo, es un discurso que defienden personas como el periodista Eriz Zemmour y otras figuras, que afirman que la población nativa europea disminuye al tiempo que avanza la población migrante y que llegará el punto en que “lo europeo” se disolverá. Para ellos, el multiculturalismo es el gran enemigo.

Según la teoría del reemplazo de los blancos, las estrategias empleadas por estas “élites globales” incluyen la inmigración masiva de no blancos supuestamente “de alta fertilidad”, y el fomento del mestizaje entre miembros de razas no blancas y blancos. Gendron estuvo profundamente influenciado por una serie de recientes asesinos en masa animados por la teoría de la sustitución de los blancos, entre ellos Brenton Tarrant, a quien Gendron reconoce abiertamente como su modelo. En Christchurch (Nueva Zelanda), Tarrant masacró a 51 personas en una mezquita en nombre de la teoría del reemplazo de los blancos, y también transmitió en directo sus acciones.

En el manifiesto, Gendron reconoce que su inspiración es Brenton Tarrant, autor de la masacre de Christchurch. El manifiesto del estadounidense comienza de forma similar que el de Tarrant, denunciando el “genocidio blanco” que resultará de las supuestas bajas tasas de fertilidad de las poblaciones blancas y las altas tasas de fertilidad de los inmigrantes no blancos traídos para “reemplazarlos”.

Sin embargo, según Gendron, los afro-estadounidenses no son lo suficientemente inteligentes como para maquinar el reemplazo de los blancos y la destrucción de su civilización. Los verdaderos actores de la sustitución de los blancos, afirma, son los judíos, tema que ocupa las 29 páginas siguientes de su manifiesto.

Gendron acusa a los judíos de crear “luchas internas” entre personas y razas.

La Gran Teoría del Reemplazo tiene una huella sangrienta. De acuerdo con The Guardian, desde 2011 ha sido la motivación explícita de más de 160 asesinatos, entre ellos la matanza de 77 personas, en su mayoría inmigrantes, por parte del noruego Anders Breivik en 2011, el asesinato en masa de feligreses negros por parte de Dylann Roof en Charleston, Carolina del Sur, en 2015, la matanza de la Sinagoga del Árbol de la Vida en 2018 y el asesinato de 23 personas, en su mayoría inmigrantes, en El Paso, Texas, en 2019, y los atentados de Christchurch en dos mezquitas que dejaron 51 muertos.

En Estados Unidos, uno de los grandes difusores de la Teoría del Gran Reemplazo es el comentarista político Tucker Carlson, quien asegura cosas como que la educación estadounidense está siendo infectada por una ideología pro-negra creada por intelectuales marxistas judíos alemanes.

Byron Brown, alcalde de Búfalo, es consolado por una persona.

Byron Brown, alcalde de Búfalo, es consolado por una persona.

“Es un crimen de odio, de violencia racial”

La ciudad de Búfalo, al norte del estado de Nueva York, fue el nuevo escenario de un tiroteo masivo durante el fin de semana. Esta vez en una ciudad americana de tamaño medio, con 278 mil habitantes, de la cual el 80% son afro americanos.

Un joven armado abrió fuego en un supermercado de la periferia de la ciudad, mató a 10 personas e hirió a otras 3. El sospechoso, Payton Gendron, de 18 años, había estudiado la composición demográfica de la zona y quería atacar un lugar donde hubiera alta concurrencia de personas negras. Puede decirse que lo logró: 11 de las víctimas de sus disparos fueron de raza negra.

El atacante viajó más de 320 kilómetros para perpetrar el tiroteo, según indicó la policía. Con chaleco antibalas y ropa de estilo militar, llegó al lugar por lo menos un día antes para hacer reconocimiento del local, tal como confirmó Grady Lewis, un testigo presencial de los hechos que llegó a conversar con el joven precisamente de temas como la teoría crítica de la raza.

Según reveló The New York Times, Gendron había publicado en internet un manifiesto de 180 páginas en el que exponía su interpretación de la teoría de conspiración racista llamada “el gran reemplazo”, que considera que los estadounidenses blancos están en peligro de ser reemplazados por minorías como los afroamericanos o los latinos.

El sospechoso había estudiado la composición demográfica de la zona y quería atacar un lugar donde hubiera alta concurrencia de personas negras.

El alcalde de Búfalo, Byron Brown, se presentó al supermercado y coincidió con la gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul. Mientras respondía preguntas de la prensa, se escuchaban de fondo vecinos que increpaban al alcalde y lo acusaban de no haber hecho suficiente para proteger a la comunidad negra.

El enfoque conservador del veterano alcalde le ha acarreado críticas desde su reelección por parte de los sectores más progresistas del partido demócrata, al estilo del alcalde Nueva York Eric Adams. Brown se definió siempre como un centrista, lo hizo incluso ante los periodistas después de haber ganado la elección que le abrió las puertas a su segundo mandato. Sin embargo, es precisamente en comunidades como la que ha vivido la reciente matanza donde más se cuestiona a una autoridad que, según los vecinos creen, no atiende las demandas de los afroamericanos, pese a ser él mismo uno de ellos.

El alcalde Brown afirmó: “Estados Unidos tiene que entender que hay que poner fin a estos tiroteos masivos. Tiene que haber un control de armas sensato y no podemos tener otro incidente como este. Los legisladores en Washington no actúan. Ya basta”.

-El problema en este caso no son solo las armas.

-Así es, ha sucedido en muchos otros lugares de este país, ya sean pueblos pequeños o ciudades grandes. Lo triste y horrible en este caso es que se trata de un crimen de odio. Fue un acto de violencia racial. Fue un tiroteo perpetrado por alguien que tenía acceso a armas, que tenía acceso a equipo táctico tecnológico y usó ese acceso para quitarle la vida a 10 personas, en nuestra ciudad. No podemos permitir el discurso de odio en las redes sociales en Internet. Esto no es libertad de discurso, no hay que confundirlo pues no tiene nada de americano.

Con información de agencias

También te puede interesar: