Escribe la noticia que buscas

México

Agua “por las nubes” en Nuevo León; desabasto y carestía en Monterrey

Agua “por las nubes” en Nuevo León; Monterrey entre desabasto y carestía
Agua “por las nubes” en Nuevo León; Monterrey entre desabasto y carestía

La falta de agua potable en los hogares de Monterrey y municipios conurbados, que a partir del sábado reciben el suministro sólo seis horas, ha propiciado que los ciudadanos realicen compras masivas de agua embotellada, lo que ha provocado desabasto, se constató en un recorrido por establecimientos, donde los anaqueles lucen vacíos.

Aunado al problema de la escasez del recurso, el costo del agua embotellada tuvo alzas de precios considerables, coincidieron los dueños de los negocios y empleados de supermercados.

“Aumentó todo. El garrafón grande costaba 43 pesos y ahora entre 46 y 50 pesos; los chicos están casi igual de caros que los grandes”, explicó un trabajador de una tienda de conveniencia en el sector San Bernabé.

Dijo que “hay mucha escasez de agua (embotellada), dura dos días (en el anaquel) y los proveedores surten pocas veces en la semana”. El vendedor surtía lunes, miércoles y viernes; ahora sólo acude los viernes y en ocasiones no entrega el pedido completo.

Vecinos de municipios de la periferia como Ciénega de Flores, El Carmen, Salinas Victoria, Marín y Zuazua, señalan que hay comerciantes que aprovechan esta situación para lucrar.

Denunciaron que acuden a esos sectores con camiones cargados de garrafones de agua sin marca, los cuales llegan a vender hasta en 100 pesos cada uno y no hay manera de denunciarlos, pues se mueven manera constante.

A partir del sábado, por orden gubernamental, los municipios de la zona metropolitana de Monterrey y los de la periferia, comenzaron a recibir agua potable sólo seis horas al día, de las 4 a las 10 horas, medida que, además, tuvo una serie de errores en las primeras horas de su aplicación.

El responsable de Agua y Drenaje de Monterrey, Juan Ignacio Barragán Villarreal, justificó que las fallas en el suministro eléctrico para mover las bombas de agua, el quiebre de tubos y las fugas que se presentan en la red, propiciaron que no llegara agua en las seis horas diarias establecidas, lo que derivó en quejas y protestas ciudadanas.

El sábado, vecinos inconformes de Ciénega de Flores y Zuazua, municipios al norte de la capital de Nuevo León, bloquearon la carretera Monterrey-Nuevo Laredo por unas siete horas en demanda del restablecimiento del servicio, pues llevan 15 días sin agua.

El funcionario aseguró que los trabajadores de Agua y Drenaje de Monterrey trabajan intensamente en los ajustes, para que el programa recién implementado funcione bien.

Reiteró que todo el personal ha estado trabajando a marchas forzadas para solucionar lo más rápido posible los problemas que se han presentado.

Barragán Villarreal explicó que se eligió el horario de 4 a 10 de la mañana por ser el de mayor consumo históricamente en el estado. Pidió paciencia a la ciudadanía y demandó la oportunidad para que, conforme vaya pasando la semana, la situación se regularice.

“Hay errores que están fuera de nuestro control, como el tubo que se quebró o fallas en la energía eléctrica que nos impiden bombear el agua”, insistió.

“El primer día siempre hay problemas de almacenamiento excesivo; esperemos que la gente también ajuste su llenado de agua en casa”. Comentó que en algunos sectores, sobre todo los más alejados, se presentan serios problemas para que llegue el líquido, por lo que el personal del organismo lo surte con camiones cisterna.

Refirió que la Comisión Nacional del Agua traerá de otras entidades más pipas para llegar a 120 que puedan operar en Nuevo León y en los próximos días, junto con los alcaldes de los municipios afectados, definirán el programa que van a aplicar para la distribución.

A los problemas de suministro del líquido potable se sumaron las compras masivas de agua embotellada, lo que ocasionó desabasto y alza en los precios. En supermercados se informó que el costo del garrafón grande aumentó de 43 hasta 50 pesos. En las colonias populares, el organismo Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey continúa el reparto mediante pipas. Reconoció que el programa de tandeo de 4 a 10 de la mañana no ha funcionado adecuadamente.

A los problemas de suministro del líquido potable se sumaron las compras masivas de agua embotellada, lo que ocasionó desabasto y alza en los precios. En supermercados se informó que el costo del garrafón grande aumentó de 43 hasta 50 pesos. En las colonias populares, el organismo Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey continúa el reparto mediante pipas. Reconoció que el programa de tandeo de 4 a 10 de la mañana no ha funcionado adecuadamente.

“La peor crisis hídrica de las últimas décadas”

Señaló que la sequía es crítica a tal grado que en la entidad se enfrenta la peor crisis hídrica de las últimas décadas. El director de la paraestatal descartó que haya favoritismo en el suministro de agua por sectores o municipios, y atribuyó esto a que en algunas zonas hay más disponibilidad que en otras por la cercanía a los tanques y la altura.

“No es una situación fácil; estamos trabajando con mucho estrés y haciendo el mejor esfuerzo; es una crisis sin precedente, pero Nuevo León se ha enfrentado a peores situaciones y ha salido adelante”, destacó.

También te puede interesar: