Escribe la noticia que buscas

México

Frenan en el Senado la reforma sobre fuerzas armadas

Frenan en el Senado la reforma sobre fuerzas armadas
Frenan en el Senado la reforma sobre fuerzas armadas

El Senado frenó ayer la reforma que amplía hasta 2028 la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública, debido a que a Morena y sus aliados les faltaron votos para alcanzar la mayoría calificada requerida, por lo que el coordinador Ricardo Monreal debió plantear que el dictamen, que ya estaba a discusión en el pleno, regresara a comisiones, a fin de continuar la negociación con el PRI.

Las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda tienen ahora un plazo de 10 días hábiles para presentar de nuevo el dictamen a la mesa directiva. Sin embargo, Morena y sus aliados insistirán en alcanzar la próxima semana un acuerdo con los priístas, que hasta ayer estaba avanzado.

El senador priísta Jorge Carlos Ramírez Marín confirmó en entrevista que hubo una negociación para que algunos de sus compañeros votaran la propuesta modificación al artículo quinto transitorio del decreto que reformó la Constitución para crear la Guardia Nacional.

En el proyecto a debate, esa modificación amplía la presencia de los militares en tareas de seguridad pública hasta 2028.

A cambio de ese voto se adicionaría el sexto transitorio del mismo decreto, con el mandato de que el gabinete de seguridad pública informe al Legislativo cada cuatro meses los avances en el funcionamiento de la Guardia Nacional y establezca la obligación de otorgar recursos para modernizar a las policías estatales.

Morena, agregó Ramírez Marín, pretendía votar ayer sólo el quinto transitorio y dejar para la próxima semana la modificación al sexto transitorio.

La también priísta Beatriz Paredes confirmó en tribuna que su bancada negoció ese punto, junto con el compromiso de no abandonar la estrategia de seguridad civil.

De acuerdo con versiones que circularon durante las más de cinco horas que se llevó la discusión ayer, a Morena le faltaban sólo dos votos. Uno de ellos era del senador del PRI Mario Zamora, quien al final se echó para atrás, después de que se le vio por la mañana con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, en un restaurante ubicado frente a la sede senatorial de Reforma e Insurgentes.

Pero Morena no completó la mayoría calificada, a pesar de que tenía un voto más, el del ex panista Raúl Paz Alonso y de que al bloque opositor le hacía falta la blanquiazul Indira Rosales, única de los 128 senadores que no asistió a la sesión.

Sesión accidentada

Este miércoles la sesión fue accidentada. Hubo dos mociones para desechar el dictamen, que fueron rechazadas por Morena y sus aliados y nueve votos particulares de legisladores de PAN, MC, PRD, grupo plural y de la senadora Claudia Ruiz Massieu, todos con el argumento de que esa minuta llevaba a la militarización del país. Es sólo “un capricho” del Presidente de la República para fracturar al bloque opositor, sostuvo la priísta.

Menudearon también las acusaciones de panistas y senadores de Movimiento Ciudadano de que el gobierno estaba tratando de comprar a legisladores de oposición.

Desde tribuna, Monreal pidió sensatez a los opositores y planteó regresar el dictamen a comisiones, para seguir la discusión “por el bien del país”. Debe ampliarse el plazo al Ejército, pidió, porque “nadie en su sano juicio” puede pensar que dentro de los 18 meses que faltan para que se cumpla, los soldados y marinos que están en todo el país regresen a sus cuarteles y dejen solos a los ciudadanos a manos del crimen organizado.

De inmediato la oposición rechazó la propuesta. “Quieren retirar el dictamen para ver si pueden seguir comprando voluntades, en forma de dádivas”, advirtió el coordinador panista, Julen Rementería. Su compañero Damián Zepeda señaló que la minuta se debía votar ya, para que “muera el intento de este gobierno de militarizar la seguridad pública”.

Por más de una hora los opositores trataron de impedir que se pospusiera la discusión, cuando ya las comisiones habían presentado la propuesta formal de bajar el dictamen, pero al final la propuesta se votó.

Monreal se comprometió a “modificar el quinto transitorio, retomar el sexto y lo que sea conveniente para fijar controles parlamentarios para la seguridad del país”.

Germán Martínez, del grupo plural, le recordó a Monreal que toda la oposición le dio su voto para que presidiera el Senado.

Al final, Dante Delgado, de MC, sostuvo que ese desenlace dejaba claro que los secretarios de Gobernación, de la Defensa y de Marina, que presionaron a legisladores, no lograron su objetivo.

Los senadores Miguel Ángel Mancera, Claudia Ruiz Massieu y Miguel Ángel Osorio Chong observan la sesión de trabajo en la cámara de Reforma e Insurgentes.

Los senadores Miguel Ángel Mancera, Claudia Ruiz Massieu y Miguel Ángel Osorio Chong observan la sesión de trabajo en la cámara ubicada entre las avenidas Reforma e Insurgentes de la CDMX.

Pide PAN prudencia en festejos; legislación no está muerta

El senador panista Damián Zepeda Vidales aseguró hoy que sí fue un triunfo de la oposición en el Senado haber impedido –al menos temporalmente– la aprobación de la reforma para ampliar la presencia del Ejército en las calles hasta 2028, pero pidió prudencia en los festejos, ya que advirtió que la legislación no está muerta.

“Yo creo que hoy sí ganamos, pero tendría cuidado con el champán y las fanfarrias, las celebraciones grandes, porque Morena lo que hizo fue una retirada estratégica: no le dieron los votos”, expresó el panista en entrevista con Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela para el programa Los Periodistas que se transmite por el canal de YouTube de SinEmbargo Al Aire.

Sin embargo, Zepeda matizó: “La verdad de las cosas, no se puede hablar de que toda la oposición estuvo ahí: ahora le faltan 11 votos, pero en un momento, [a Morena] se le rajó uno más y le faltaban dos” votos para poder avalar las modificaciones.

Ayer, en el Senado, después de una intensa, ríspida y anticipada sesión, la minuta que modifica la reforma constitucional del 2019 en materia de Guardia Nacional para extender el plazo de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028 se regresó a las comisiones dictaminadoras, por lo que se suspendió la votación en medio de protestas de la oposición.

Cuestionado por Alejandro Páez Varela sobre quiénes eran los legisladores que estuvieron cerca de votar a favor, el senador desvió la pregunta y aseguró que cada legislador debe hacerse cargo, e incluso aventuró que algunos lo habían revelado en entrevistas o declaraciones en medios este mismo miércoles.

Además, el también exdirigente nacional panista llamó a “no bajar la guardia” en los próximos días y planteó una fórmula para sostener en las siguientes horas y días la barrera que impidió la aprobación de la reforma hoy, la cual necesitaba de mayoría calificada –dos terceras partes de los senadores presentes– para ser avalada.

“En este tiempo yo no bajaría la guardia, iría muy sensato a convencer a legisladores de oposición para que no voten a favor, y convencer a la mayoría y al Gobierno de que hay disposición de cambiar estrategia de seguridad pública, que no tiene que ser una guerra de todo o nada, porque todos queremos garantizar la paz de los mexicanos”, indicó.

Morena en el Senado devolvió a comisiones el dictamen, luego de que el senador Ricardo Monreal subió a tribuna y propuso dar más tiempo a la discusión, pues a Morena no le daban los números para empujar la aprobación.

También te puede interesar: