Síguenos en redes

Escribe la noticia que estás buscando

México

Sentencian por primera vez en México los ataques con ácido a mujeres

Sentencian por primera vez en México la violencia ácida
Sentencian por primera vez en México la violencia ácida

Por primera vez en México y América Latina se dictaminó una sentencia máxima para castigar la violencia ácida, luego de que se a más de 46 años de prisión a Efrén García, tras resultar culpable de un ataque con ácido contra la activista Carmen Sánchez.

El caso de Carmen Sánchez se convirtió en un precedente de justicia luego de que la jueza María de Jesús Cabrera del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México (Edomex) condenó a Efrén García a 46 años y 8 meses de cárcel por cometer feminicidio en grado de tentativa en contra de la activista el 20 de febrero 2014. Esta condena es más de lo que se pidió en la Fiscalía General de Justicia del Edomex, además, se determinó una reparación del daño por 3.9 millones de pesos.

García acudió al domicilio de la madre de Carmen, en el municipio de Ixtapaluca, donde ella se resguardaba junto con sus hijas tras ser violentada y amenazada por él durante 10 años. Cabe destacar que ya había interpuesto tres denuncias contra su expareja por violencia familiar, sustracción de menores y violación ante la Fiscalía, pero el proceso no avanzaba.

Luego del ataque, Sánchez estuvo hospitalizada por ocho meses y cuando salió del hospital, la Fiscalía de la entidad le informó que había perdido su carpeta de investigación. Sin embargo, Carmen nunca se rindió en su lucha y fue hasta el 6 de mayo de 2021 que Efrén fue detenido y vinculado por el delito de feminicidio en grado de tentativa, hasta que este 11 de mayo, pudo conseguir justicia y convertirse en un símbolo de la violencia ácida contra las mujeres en México.

Ante este logro, Carmen Sánchez agradeció a través de sus redes sociales a su asesora jurídica, Carolina Hernández, así como a sus hijas, a sus familiares y a otras activistas por el apoyo brindado para levantar la voz.

Un tribunal del Estado de México sentenció el jueves a Efrén García, a 46 años y 8 meses de cárcel por feminicidio en grado de tentativa contra su expareja y madre de las hijas de ambos, en una decisión sin precedentes en el país y, según la víctima, también en América Latina.

La decisión le llegó a Sánchez, quien es un símbolo en México de las mujeres que luchan contra la llamada “violencia ácida”, tras años de una ardua batalla, primero para recuperarse de las quemaduras que sufrió en el rostro y el cuerpo luego que García le arrojó ácido, y después para lograr que su agresor fuera detenido y que el ataque fuera considerado un delito grave.

En México, la mayoría de los casos de ataques con ácido quedan impunes o son catalogados como delitos de lesión y no como intentos de feminicidio.

En marzo, la Cámara de Diputados aprobó incluir unas disposiciones en el Código Penal Federal y la Ley Federal de Víctimas para sancionar hasta con 15 años de prisión a quien infiera lesiones con ácido o sustancias similares. El Congreso del estado de Puebla aprobó este año leyes para considerar los ataques con ácido a mujeres como tentativas de feminicidio y para quitar la custodia de los hijos a hombres acusados de matar a mujeres.

“Cuando inicié este camino sola, sin la mano de las instituciones, jamás creí que llegaría este momento”, dijo Sánchez al celebrar que el tribunal sentenciara como tentativa de feminicidio el ataque con ácido que sufrió en el 2014.

La sentencia generó numerosas reacciones de apoyo en las redes sociales, entre ellas la de la senadora oficialista y exsecretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien afirmó que celebraba que la justicia “haya abierto sus puertas para las mujeres sobrevivientes de la violencia machista”. “Seguimos en la lucha @CarmenAnchez, hasta que todas las mujeres vivamos un México libre de violencia de género”, agregó.

Con tan solo 30 años Sánchez debió sobreponerse del brutal ataque que la obligó a permanecer ocho meses recluida en un hospital para recuperarse de las lesiones y después someterse a decenas de cirugías.

Pese a las dificultades, la mujer no se rindió en la búsqueda de justicia e incluso creó hace dos años una fundación que lleva su nombre para ayudar a las víctimas de ataque con ácido, que se estimaban hasta el año pasado en un centenar, aunque solo hay 28 casos denunciados.

Con información de agencia AP

Más noticias para leer

México

La noche de este jueves 25 de enero, el titular de la Fiscalía General del Estado de Mexico (Edomex), José Luis Cervantes, fue víctima...

México

Con varios disparos en sus cabezas y cubiertos con bolsas negras también en la cabeza, fueron abandonados los cuerpos de cuatro personas en un...

Anuncios