Connect with us

México

Albañil estudió leyes para poder sentenciar al feminicida de su hija

Albañil estudió leyes para poder sentenciar al feminicida de su hija
Albañil estudió leyes para poder sentenciar al feminicida de su hija

La justicia puede tardar, pero llega, de esta forma planteó su situación un albañil que perdió a su hija a manos de un feminicida y dejó todo para encontrar al asesino.

El alarife José Diego Suárez Padilla, abandonó la pala y la cuchara para hacer justicia a su hija, Rosa Diana Suárez Torres, y llevar a la cárcel a su feminicida identificado como Gilberto Campos García, quien le quitó la vida el 31 de diciembre de 2010.

“Como aquello de las 12 o una de la noche nos llamaron del Ministerio Público para hacer acto de presencia, pues ahí se encontraba mi hija, pero no sabíamos que ya estaba muerta”, indicó Suárez Padilla.

Suárez Padilla tuvo que dejar su oficio para volverse casi un experto en justicia y, así, él mismo llevar a la cárcel no solo al feminicida de su hija, Rosa Diana Suárez Torres, asesinada a puñaladas por Gilberto Campos García el 31 de diciembre de 2010, sino también a quienes consideró fueron sus cómplices: dos servidores públicos, quienes dos meses antes del crimen, le negaron protección a su hija.

“Le tenían que haber puesto un médico legista, no se lo pusieron. Les dijo que la había amenazado de muerte, tampoco consideraron que eso fuera delito…Cuando yo volví a todos esos juzgados, fue porque mi hija estaba muerta y ya no se podía hacer más que luchar por la injusticia…”, recuerda.

Sin recursos económicos para un abogado, José se volvió su propio defensor. Devoró el código penal, el civil, la ley de amparos y decenas de libros de derechos humanos.

Además, presentó más de 350 escritos y combatió en tribunales seis apelaciones. “Yo me juré ahí, donde me la dejó el criminal, que lucharía por ella. Que iba a luchar no sé hasta dónde para que se le hiciera justicia”.

Así, a finales de 2019 logró una sentencia de 67 años de prisión para el asesino de su hija y dos por abuso de autoridad para los funcionarios que le negaron protección. “Los obligué, ya no se salieron con la suya esos servidores públicos”.

Como muchos de los feminicidios en la entidad, la muerte de Diana fue un crimen anunciado. Y también, como en la mayoría de los asesinatos, las autoridades mexiquenses ignoraron las advertencias e incluso se negaron a proteger a Diana cuando ella lo solicitó, dos meses antes de su muerte.

El 4 de octubre de 2010, Gilberto llegó a casa de Diana para golpearla. Cuando don José llegó a la casa, los tres fueron a presentar la denuncia. Ante el Ministerio Público, Diana relató la agresión: “Quiero que le pongan una orden de restricción a Gilberto; tengo miedo de que se enoje más y me mate”, pidió en ese momento.

Diana no solo fue víctima del novio asesino, sino también de los que se ostentan como funcionarios públicos y del servicio no sabe ni entienden un pizca.

Diana no solo fue víctima del novio asesino, sino también de los que se ostentan como funcionarios públicos y del servicio no sabe ni entienden un pizca.

“Eso no existe en México, las órdenes de protección solo se dan en Estados Unidos”. “No te robó el celular; tú lo entregaste”. “Las peleas entre novios no son un delito…” fueron algunas de las respuestas del personal judicial.

Así, el secretario del MP de Atizapán, Juan Ignacio Robles Márquez, y la Ministerio Público, Mónica Hernández Ruiz, no determinaron algún delito que ameritara una orden de protección, y sólo acusaron a Gilberto de allanamiento de morada; nunca lo citaron a declarar, mucho menos lo detuvieron.

La tarde del 31 de diciembre de 2010, a pocos meses de cumplir 22 años y a la mitad de sus estudios en Administración de Empresas en la Universidad Autónoma del Estado de México, Diana fue asesinada por Gilberto de 16 puñaladas.

“Ellos son cómplices de todas esas tragedias, por eso están muriendo tantas mujeres, porque los asesinos saben que las autoridades no hacen nada”, lamentó José Diego, quien hoy solo espera que su lucha sirva de ejemplo para otras víctimas.

En ese momento le dije al ministerio público ¿Qué acaso ustedes esperan que llegue la persona muerta para que crean que sean delitos? (…) pero hoy me arrepiento de haber dicho esas palabras, pues desagraciadamente mi hija está muerta”, indicó.

Gilberto Campos García, asesino de Diana, purga una condena de 67 años y seis meses en el penal de Barrientos.

Gilberto Campos García, asesino de Diana, purga una condena de 67 años y seis meses en el penal de Barrientos.

“A mi hija ya no la tengo, pero si ella dio su vida, que esa vida valga la pena. A las familias les digo: que no se rindan, que no se venzan, que luchen hasta lo máximo”, dijo.

Don José ahora da asesoría gratuita a familiares de víctimas de un delito, sobre todo los cometidos contra mujeres.

También te puede interesar: Detienen a presunto asesino de la estudiante DianaAbrir en nueva pestaña de buscador

Written By

Editorial web con experiencia en medios impresos y digitales. Colaborador de Grupo Turquesa.

Te puede interesar:

En Cancún detienen a violador feminicida. En Cancún detienen a violador feminicida.

En Cancún detienen a violador feminicida

Cancún

Castigarían el acoso sexual callejero en Quintana Roo. Castigarían el acoso sexual callejero en Quintana Roo.

Castigarían el acoso sexual callejero en Quintana Roo

Quintana Roo

Muere albañil al caer de una altura de ocho metros en un predio de Mérida Muere albañil al caer de una altura de ocho metros en un predio de Mérida

Muere albañil al caer de una altura de ocho metros en un predio de Mérida

Yucatán

Creencias e ideologías no influirán en despenalización del aborto. Creencias e ideologías no influirán en despenalización del aborto.

Creencias e ideologías no influirán en despenalización del aborto

Chetumal

Anuncios

© Grupo Turquesa 2019

Connect