Cifras del horror de Unicef sobre niños asesinados en México

Ciudad de México.– Las cifras del horror: de 2010 a 2017 fueron asesinados 10 mil 547  niñas, niños y adolescentes en México, informó hoy el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef); el grupo más vulnerable es el de los adolescentes de entre 12 y 17 años, cuyas muertes representaron un 78 por ciento del total. Al contexto de violencia se suma que 51.1 por ciento de la población de menores de 18 años vive en situación de pobreza.

El Representante de Unicef, Christian Skoog, presentó hoy el Informe 2018 sobre el estado de la niñez en México, el funcionario alertó que en el país 63 por ciento de los niños entre 1 y 14 años de edad han sufrido algún tipo de violencia, y el 18 por ciento de los menores de cinco años no tienen un adecuado nivel de desarrollo.

Además, el 33 por ciento de los niños y niñas mexicanos entre 5 y 11 años de edad padecen problemas de obesidad y sobrepeso, el 82 por ciento no alcanzan los aprendizajes esperados durante su formación académica y el 51 por ciento viven en situación de pobreza.

Sobre la cifra de homicidios de menores, el funcionario de la Unicef destacó que “hace unos cinco años era de 3 (homicidios de niños) en promedio al día y ahora son 4 en promedio al día, estás son estadísticas de Segob”.

En palabras de representante de la Unicef, y ante el escenario de las cifras, México enfrenta importantes desafíos para asegurar que la niñez sea protegida, entre ellos, comentó que las procuradurías deben contar con “presupuesto adecuado” para combatir el flagelo del los asesinatos de niños, así como elaborar una estrategia de concientización para eliminar la de idea de la violencia como método de disciplina.

Pobreza y niñez

En su informe, la Unicef reportó que 1 de cada 2 niños, niñas y adolescentes en México están en situación de pobreza. Reveló que la población de este sector que se encuentra en pobreza, 2 de cada 10 están en pobreza extrema.

Destacó que la mayor carencia entre la niñez es la seguridad social, la cual afecta a 6 de cada 10.

La organización citó datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) e informó que más de la mitad de la niñez y juventud mexicana se encuentra en situación de pobreza.

Las cifras revelan que en México el 51.1 por ciento de la población de menores de 18 años se encontraba en situación de pobreza, un total de 20.7 millones de niños, niñas y adolescentes; mientras que el 9 por ciento estaba en pobreza extrema, un total de 3.6 millones, según los datos de la medición multidimensional de la pobreza 2016.

El Coneval ya había expuesto esto, el 30 de abril pasado alertó que “la atención a la pobreza en la niñez es prioritaria debido a que existe una mayor probabilidad de que esta condición se vuelva permanente y sus consecuencias sean negativas e irreversibles, por lo que se requieren de esfuerzos mayores para mejorar la situación de los menores en contextos vulnerables”.

Los datos del Estudio Diagnóstico de los Derechos Sociales y la medición multidimensional de la pobreza 2016 arrojan que en el país un 23.3 por ciento de los menores presentó carencia por acceso a la alimentación ese año.

En tanto que el grupo más vulnerable es el de la población de cinco años y menos, entre los cuales el 21.7 por ciento, un total de 2.68 millones de menores, sufrió carencia por acceso a la alimentación.

Niñez y educación

La Unicef detalló que a pesar de los avances en materia educativa, más de 4 millones de niños, niñas y adolescentes no asisten a la escuela, a esto se suma que más de 600 mil se encuentran en riesgo de dejarla.

En cuanto a niños indígenas, reveló que 1 de cada 10 que habla solo una lengua indígena no asiste a la escuela regularmente ya que reside en localidades pequeñas, apartadas y con un grado de marginación elevado.

Mientras que sólo la mitad de los adolescentes de 16 años que hablan una de estas lenguas indígena han concluido la secundaria.

Comentarios

Fernando Alvarez

Editor de noticias

Apasionado de la información y de la política. Con 30 años de experiencia en medios editoriales.