Connect with us

Quintana Roo

Fallece Josefina Castro Ríos, primera notario de Quintana Roo

Fallece Josefina Castro Ríos, primera notario de Quintana Roo
Fallece Josefina Castro Ríos, primera notario de Quintana Roo

Fallece Josefina Castro Ríos, primera notario de Quintana Roo.- En la madrugada de este martes 26 de mayo de 2020 ha fallecido la licenciada Josefina Castro Ríos, así lo confirmó su hija la locutora Adriana Bazán Castro en un mensaje a sus amigos, a las 5:38 de la mañana.

“La más bella mujer del mundo, la mejor mamá, el ser más brillante que iluminó mi vida, acaba de fallecer. (1933-2020) JOSEFINA CASTRO RÍOS. Te amo hasta la eternidad mi querida mamá”.

La licenciada Castro murió en Valle de Bravo, Estado de México, en compañía de su hija Adriana Bazán quien se ausentó del mundo laboral para vivir junto a su señora madre el tiempo que le quedara de vida, de esa manera inició un recorrido por varios sitios de la República Mexicana.

A manera de homenaje, Pioneros Quintana Roo reproduce la nota que publicó en la Revista Pioneros, en febrero de 2005, edición número 24.

LA VIDA DE JOSEFINA CASTRO

Por Francisco Verdayes Ortiz/ Revista Pioneros

Dentro de las historias de los pioneros de Cancún sobresale una por la fortaleza y empuje de quien la vivió. Convertida así de pronto en padre y madre al mismo tiempo, Josefina Castro no tuvo tiempo de ahogarse en el dolor por el fallecimiento de su marido, el notario número 2 de Cancún.

Por encima de cualquier adversidad, en 1978 se negó a ser una viuda más y decidió pelear por la patente que su difunto esposo había dejado vacante y aún y cuando las condiciones políticas no le eran favorables.

Finalmente hoy puede platicarles a sus nietos que sus abuelos fueron los primeros notarios de Cancún y mejor aun que ella fue la primera mujer notario de Quintana Roo, y lo más importante, sin favoritismo.

Josefina Castro Ríos es una mujer de altos valores humanos nacida en Jalapa, Veracruz y pionera de Cancún desde 1978 cuando llegó a estas tierras que le han visto desarrollarse profesionalmente.

La licenciada Josefina Castro estudió en la Facultad de Derecho de la ciudad de Jalapa en donde conoció a Miguel Ángel Bazán Sierra su entonces novio. Al terminar la carrera Miguel se hizo juez en el estado y trabajó en el Poder Judicial Federal en Veracruz. Más adelante en la ciudad de Toluca y Acapulco fue secretario penal del Juzgado de Distrito.

En Jalapa la licenciada Josefina se desempeñó como agente del Ministerio Público y juez de primera instancia tiempo después se casó con Miguel Angel Bazán y decidió irse a Acapulco en donde él trabajaba. Ahí ella asumió el cargo de juez segundo penal.

“Al magistrado Rodríguez Beltrán con el que empezamos a trabajar lo nombran magistrado de circuito en el Puerto de Veracruz y lo seguimos, después de un tiempo cambiaron al magistrado a Toluca porque él quería ser ministro de la Corte y había sido condiscípulo de los presidentes José López Portillo y Luis Echeverría Álvarez.

“Cuando él toma el cargo de magistrado segundo unitario de circuito en México nos llevó a los dos pero mi esposo se fue a la Suprema Corte con el ministro Mariano Azuela como secretario de estudio y cuenta en la Tercera Sala Civil, y yo con el licenciado Rodríguez Beltrán al Segundo Unitario de Circuito como secretaria proyectista”.

LOS PRIMEROS JUECES

– ¿Cómo llegan a Quintana Roo?

“A mi esposo lo nombran juez de Distrito en Quintana Roo en noviembre de 1973, cuando era Territorio porque en aquella ocasión sólo había un solo juez de distrito en Chetumal por ser la sede. Yo llegué con mis hijos en febrero de 1974”.

– ¿Usted llegó sin cargo?

“Sí, aunque ya me estaba esperando el gobernador David Gustavo Gutiérrez Ruiz para apoyar al Poder Judicial que se iba a echar a andar, porque el 8 de octubre (1974) se erigiría al estado de Quintana Roo y me nombraron secretaria general de acuerdos y magistrada supernumeraria del Tribunal Superior de Justicia en el estado que integraron en esa época el licenciado Héctor Olayo Delgado Suárez, Miguel Ángel Angulo Castillo, Ligia Minerva Mendoza Agurcia, y se formaron los primeros jueces y el personal del tribunal que dio inicio el 15 de octubre de 1974”.

– ¿Cómo llega a Cancún?

“A mi marido lo invita el gobernador Jesús Martínez Ross a formar parte de su equipo de trabajo como director de asuntos jurídicos del gobierno del estado, al poco tiempo crean la notaria No 2 y nombran al licenciado Héctor Olayo por agosto de 1976 pero el licenciado Olayo murió en marzo de 1977, es decir duró muy poco tiempo.

“Mi esposo ya estaba en el gobierno y el entonces gobernador Martínez Ross lo nombro notario No2 en Cancún en ese mismo año- y a mí me dice- usted se queda mientras encuentro quien la supla en el Tribunal.

“Llegué en julio de 1977 a Cancún sin cargo alguno, pero ayudaba a Miguel en la notaria y empecé a poner un despacho para litigar, lamentablemente mi esposo venía padeciendo una ulcera gastrorenal y al final de cuentas no fue eso, se le descubrió la enfermedad maligna (cáncer) y ya no se pudo recuperar, lo operaron y falleció en 1978 en la Ciudad de México”.

– ¿Cómo se hace notario?

“No fue fácil, después de la muerte de mi esposo la notaría se sometió a concurso y decidí dejar a mis hijos en México y regresar a Cancún, guarde mi dolor porque en mi mente sólo estaba el sacar a mis hijos adelante, ya era papá y mamá, estudié, presenté el examen y lo gané.

“Los jueces fueron Miguel Mario Angulo Flota (presidente del colegio de abogados), Joaquín González Castro (director de asuntos jurídicos del gobierno del estado), Francisco Velásquez Santiago (juez de Distrito), Miguel Ángel Angulo Castillo (presidente del Tribunal de Justicia), Oscar Gutiérrez Flores (notario No1) y el 15 de agosto de1978 se publicó mi nombramiento en el Periódico Oficial del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo”.

¿Cuándo usted llegó a Cancún como era?

“En 1973 cuando viví en Chetumal vine aquí por primera vez con mi esposo y la avenida Tulum estaba en plena construcción con las maquinas y la zona hotelera sólo se veía el movimiento de tierra.

“Desde 1977 a la fecha he vivido aquí, en un principio había sus deficiencias como la verdura había que traerla desde México pero lo que sí abundaba era la importación”.

– ¿Cómo fue el inicio de la notaria?

“Fue difícil porque todos los trabajos los hacían en Mérida y los notarios venían a ver a sus clientes aquí…”

– ¿Se podía hacer eso?

“En esa época sí porque no había notarios”.

– ¿Cuántos hijos tiene?

“Tengo a Carlos Alberto (abogado) quien fue designado presidente del Instituto de Transparencia para la Información Pública en Quintana Roo, Adriana (comunicadora) y mi hija la pequeña Araceli Bazán Castro quien tuvo un accidente y lamentablemente falleció”.

LA UNIVERSIDAD MAYA CANCUN

– ¿Cómo y por qué nace la idea de abrir una preparatoria y universidad?

“En 1993 incursionamos en la educación y abrimos una escuela preparatoria, y en 1996 se inició con la Universidad Internacional Maya Cancún. En memoria de mi hija Araceli, ella quería ser maestra, lamentablemente se truncó esa vida.

“La segunda razón que tuve es que quise dedicarme a la educación pero no pude y la tercera quería corresponderle de alguna manera a esta tierra que me acogió en su seno.

“En un principio la escuela estuvo ubicada en la avenida Cobá por donde estaba un mercado (la flor de Puebla), ofrecíamos preparatoria y con el tiempo se creó la Universidad Maya Cancún con las carreras de derecho y relaciones internacionales, la escuela está incorporada a la Universidad de Quintana Roo”.

La licenciada Josefina Castro Ríos ha sido presidenta del Colegio de Notarios del estado de Quintana Roo en dos ocasiones: 1984-1986 y 1994-1996. En la actualidad sigue desempeñado sus funciones. Hoy día hay 36 notarios en toda la entidad.

Fallece Josefina Castro Ríos, primera notario de Quintana Roo

Te Puede Interesar: Muere primer líder sindicalista de Cancún

Reportero especializado en temas de historia e identidad con 37 años de experiencia profesional

Advertisement

© Grupo Turquesa 2019

Connect