Connect with us
Michoacán, cárteles se disputan su territorio

México

Michoacán, cárteles de la droga se disputan su territorio

Michoacán, cárteles se disputan su territorio

Michoacán, cárteles se disputan su territorio – Hace unos días México se volvió a sacudir con el horror que es capaz de generar el crimen organizado. En un puente del municipio de Uruapan, Michoacán, aparecieron seis cuerpos colgados; minutos más tarde las autoridades se enterarían de que no eran los únicos ejecutados del día.

A lo largo de una de las principales avenidas de esa ciudad michoacana, el Boluevar Industrial, estaban regados los restos de otras 13 personas. En total, fueron 19 los cuerpos los que encontraron en distintos puntos de Uruapan.

Pasantes de derecho, un cerrajero, un comerciante, un mesero, un músico y amas de casa, eran a lo que se dedicaban al menos 12 de las 19 personas asesinadas.

Las autoridades también ubicaron en el sitio de los hallazgos una narcomanta firmada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el cual lidera Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.

En el narcomensaje se leía una oración que deja ver el grado de normalización de la violencia: “Gente bonita siga con su rutina. Has [sic] patria y mata a un viagra”.

El grupo criminal “Los Viagras” es uno de los protagonistas de la guerra de cárteles por la que está atravesando Michoacán, se les señala como uno de los principales productores de metanfetamina que se distribuye en California. También se les adjudican las extorsiones a aguacateros y empresarios en la entidad.

El estado de Michoacán es punto estratégico para la recepción de cocaína de Sudamérica, así como para la distribución hacia Estados Unidos y Europa; también es un lugar clave para la producción de metanfetaminas y marihuana.

Guerra entre CJNG y “Los Viagras”, Michoacán en medio

“Los Viagras” en un primer momento fueron aliados de “La Familia Michoacana”, después de “Los Caballeros Templarios” y más tarde del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Luego, terminaron confrontados con todos ellos por el control del tráfico de drogas sintéticas, lo que los mantiene en una cruda pelea por el territorio.

De acuerdo a un informe que realizó en el 2017 la Procuraduría General de Justicia del estado de Michoacán sobre el narcotráfico, eran siete los grupos criminales los que operaban en la entidad.

Las células delictivas conocidas como “La Nueva Familia Michoacana”, “El Grupo del Cenizo”, “El Grupo del Gallito”, “El Grupo de El Metro”, “El Grupo de El Brazo de Oro”, “Los Viagras” y el “Cartel Jalisco Nueva Generación”, eran quienes tenían el control de la compra- venta de la droga en Michoacán.

Según el documento, luego de la desarticulación del cártel “Los Caballeros Templarios” en 2014, el cual tenía el poder hegemónico en la región, así como la captura y abatimiento de sus principales líderes, originó que el crimen organizado se partiera y se crearan unidades delictivas más pequeñas que operaban o siguen operando en la zona, ahora como aliadas de otras organizaciones criminales más fuertes.

De acuerdo a los reportes más recientes de las autoridades, desde hace meses en el estado de Michoacán se desató una batalla por el territorio y el control del mercado de las drogas sintéticas.

“Los Viagras” le declararon la guerra al Cártel Jalisco Nueva Generación. Decididos a no dejar Michoacán en manos de “El Mencho”, pero sobre todo las millonarias ganancias que se obtienen de las actividades ilícitas en la región; los hermanos Sierra Santa, fundadores de “Los Viagras”, unieron a los cárteles más pequeños que controlaban una determinada zona de la entidad, incluso siendo antagónicos entre sí, para enfrentar a Nemesio Oseguera.

El Cártel Jalisco Nueva Generación es la organización criminal más peligrosa y sanguinaria que desde hace una década creció de manera acelerada, tanto, que los últimos informes de la DEA y las autoridades mexicanas dan cuenta que el cártel que lidera “El Mencho” opera en 22 estados de la República mexicana y continúa en expansión.

Con los enfrentamientos que ocurrieron en los municipios de Buenavista y Apatzingán en marzo de este año, en los que las balaceras duraron hasta seis horas, atacaron iglesias, usaron explosivos y por los cuales pobladores tuvieron que abandonar sus casas; los Sierra Santa y “El Mencho” anunciaron la guerra que están librando y que deja en medio del terror a todo Michoacán.

Luego de esto, los enfrentamientos y escenas de horror como la de los cuerpos colgados en Uruapan se viven casi todos los días. Un ejemplo más del terror ocurrió en el mes de mayo pasado, cuando un enfrentamiento entre presuntos sicarios de “Los Viagras” y del Cártel Jalisco Nueva Generación dejó como saldo más de 10 muertos en un paraje de la colonia Arroyo Colorado.

Del 2011 y hasta antes del 2014 el cártel de “Los Caballeros Templarios” (que antes fueron parte de “La Familia Michoacana”), mantenía el control del mercado de la droga en la entidad. “El Chayo”, como era apodado Nazario Moreno González, líder de dicha organización delictiva, ejerció el terror y su poder criminal en todo el estado.

“El Chayo” sin duda es uno de los criminales más extraños y violentos que ha existido en el mundo del narco mexicano. Lo mismo meditaba que asesinaba, torturaba, cortaba cabezas o comía carne humana en sus ritos.

Dejaba junto a sus víctimas descuartizadas mensajes en los que decía que lo hacía por “justicia divina” y en casas de seguridad en donde se adiestraba a los futuros sicarios, estaban escritos pasajes bíblicos en las paredes.

Obligaba a sus iniciados-sicarios a cometer actos de canibalismo, según testimonios que ofrecieron en su momento las autoridades federales.

“Era parte de todo un proceso de iniciación, que tenía que ver desde descuartizar y a veces preparar propiamente el corazón”, dijo el entonces Comisionado para la Seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo.

Las llamaban “cenas” y eran ritos convocados por la noche en algún lugar seguro para la organización.

Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder del CJNG.

Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder del CJNG.

En el 2014 hartos de las extorsiones, del terror y la violencia que azotaba a Michoacán por culpa, en ese entonces, del “El Chayo”, quien se autoproclamó santo en uno de los textos que escribió; grupos de civiles se levantaron en armas en distintos municipios del estado y se nombraron autodefensas para combatir a “Los Caballeros Templarios”.

Los grupos de autodefensas estaban encabezados, en ese año, principalmente por José Mireles, Estanislao Beltrán, alias “Papá Pitufo”, pero también por el “El Americano”, personaje señalado por reportes periodísticos como narcotraficante en la zona.

El movimiento tuvo gran relevancia en todo el estado obligando al Gobierno federal en turno, de Enrique Peña Nieto, enviar a un Comisionado para el Desarrollo Integral de Michoacán, que fue Castillo Cervantes.

El grupo de los hermanos Sierra Santana, fundadores de “Los Viagra”, hizo su aparición pública como una escisión que se dio dentro del movimiento de las autodefensas de Michoacán en el 2014.

De las células criminales, citadas en el informe de la PGJ del 2017; Ignacio Rentería Andrade, alias “El Cenizo”, líder del grupo delictivo que lleva su apodo, fue ejecutado en septiembre de ese año cerca del municipio de Copándaro, pero según información de medios locales sigue operando en el estado.

“El Cenizo” fue lugarteniente de Servando Gómez, alias “La Tuta”, otro de los jefes de “Los Templarios”, detenido en febrero de 2015 y preso en la penitenciaria del Altiplano.

Rentería Andrade fue identificado como operador del CJNG por el 2017 de acuerdo a los informes de inteligencia. De manera extraoficial se dijo que era como segundo o tercer mando del cártel de “El Mencho”, por debajo de Miguel Ángel Gallegos Godoy, “El Migueladas” y Juan José Farías Álvarez, “El Abuelo Farías”. Sin embargo, luego de su ejecución no queda claro si los miembros de “El Grupo del Cenizo” siguen siendo aliados de “El Mencho”.

Juan José Farías Álvarez, “El Abuelo Farías”, fue a quien por medio de un video difundido en redes sociales, el CJNG acusó de traición al aliarse con “Poncho de Los Reyes”, otro ex miembro de las autodefensas.

Otra de las células criminales, la del “El Brazo de Oro”, también estuvo bajo el mando de “El Cenizo” controlando la plaza en los municipios de Zamora y Uruapan.

Por aquellas épocas (según el informe de 2017) “Los Viagras” se aliaron al grupo de “El Gallito”, que lideraba el sobrino de Nazario Moreno González, “El Chayo”, quien fue abatido en 2014, apenas comenzado el movimiento de los grupos de autodefensas.

“La Nueva Familia Michoacana” es el brazo armado de los Sierra Santa en la lucha por el apoderamiento de la Región de la Ciénega, particularmente de los municipios de Zamora y La Piedad, encabezada por José Carlos Sierra Santana, “La Sopa”, hermano de Nicolás Sierra Santana líder fundador de “Los Viagra”.

También se habían asociado con Cesar Alejandro Sepúlveda Arellano, apodado “El Boto”, identificado como líder de “Los Blancos de Troya”; que se desempeñaba como jefe en la localidad Cenobio Moreno.

Según los reportes más recientes sobre el mapa criminal en Michoacán, “Los Blancos de Troya” ahora son aliados de “El Mencho” y combaten a sus ex socios: “Los Vigras”.

Otro de los aliados del Cártel Jalisco Nueva Generación en Michoacán son el grupo delictivo “Los Locos de la Sierra”.

Actualmente en el estado de Michoacán están operando los remanentes de “Los Caballeros Templarios” y “La Familia Michoacana”, además de “Los Viagras” y otros cárteles más pequeños que se han unido para no dejarle la plaza al CJNG.

La disputa por la plaza y por ganar poder para sus respectivas organizaciones anticipa el choque entre grupo delictivos en Michoacán.

Oseguera Cervantes, el narcotraficante más buscado por los gobiernos de México y Estados Unidos, anunció el martes pasado, mediante un video, el inicio de una potencial incursión en Michoacán.

La organización criminal de “El Mencho”, considerado como el sucesor de Joaquín “El Chapo” Guzmán”, difundió una grabación en el que un grupo de sicarios lanzan una amenaza contra Juan José Farías Álvarez “El Abuelo”, exautodefensa y al parecer exoperador del CJNG en el municipio de Tepalcatepec.

“Les informamos que el pleito no es con el pueblo, nosotros vamos a pelear en contra de ‘El Abuelo’ y de todo aquel que levante un arma a favor del ‘Abuelo’”, se escucha decir a un hombre en la grabación.

En el clip se ven al menos 18 sujetos que visten un uniforme tipo militar en el que se observan las iniciales: CJNG. Además de las armas largas que portan, también se puede ver un fusil tipo barret en el video.

También explica cómo fue que surgió el enfrentamiento entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y al que llaman el cártel de “El Abuelo”.

“Y para que sepan: el pleito con ‘El Abuelo’ surgió por apoyar a ‘Poncho’ el de los Reyes, porque el pleito no era con él, ahora si es en contra de todo el cártel del ‘Abuelo’”, concluye la grabación.

Información de la Fiscalía General de la República (FGR) identifica a “El Mencho” y a “El Abuelo” como dos exintegrantes del extinto cártel de Los Valencia y del Milenio, precursor en la década de los años 90 en el tráfico de las anfetaminas a Europa y Estados Unidos.

“El Mencho” logró erigirse como el máximo líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, tras la captura de sus exjefes del cártel de Los Valencia y del Milenio, al ser su esposa Rosalinda González Valencia, hermana de los líderes de esa organización criminal michoacana.

En tanto, “El Abuelo” fue identificado por el gobierno de Peña Nieto (2012-2018) como el personaje que en 2014 patrocinó e infiltró a un grupo civil de autodefensas que se levantaron para combatir al cártel de Los Caballeros Templarios, enemigos del CJNG.

Desde entonces, y de acuerdo a investigaciones del gobierno de Michoacán, “El Abuelo” retomó el control de las operaciones ilícitas en el citado municipio con el apoyo de “El Mencho”.

El 27 de mayo de 2018, un grupo especial de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), utilizó dos helicópteros artillados para detener a “El Abuelo” cuando conducía una camioneta blindada en compañía de su esposa y un nieto, escoltados por un grupo de sicarios.

Aquel día los marinos lograron neutralizar a los escoltas, deteniendo a Farías Álvarez quien no opuso resistencia, pero un juez federal le otorgó la libertad tres días después, calificando de ilegal la detención, al calificar como falsa la información sobre la puesta a disposición del capo a la Fiscalía General de la República (FGR).

“Poncho de Los Reyes”, Alfonso Fernández Magalón, al que hacen mención los presuntos sicarios del CJNG que amenazaron a “El Abuelo”, es un exlíder de las autodefensas que combatió a “Los Templarios” en el municipio de Los Reyes, luego del homicidio de sus 2 sobrinas (una embarazada) y el marido de una de ellas.

Según contó el propio Fernández Magallón ver la escena aterradora de sus familiares colgados en el letrero de acceso a la ranchería el Limón de la Luna, perteneciente al municipio de Buenavista Tomatlán, en julio de 2013, fue lo que lo hizo decidirse a tomar las armas en contra de “Los Templarios”.

Entre todas estas alianzas y traiciones que los cárteles y células criminales que operan Michoacán han realizado en los seis años, sin pudor y sin lealtades, en general, ha habido docenas de fragmentaciones en el mundo criminal michoacano en los últimos tiempos. La proliferación de bandos en conflicto confunde a los propios combatientes, dicen algunos.

Y por si fuera poco este escenario, otro grupo armado, el de los civiles, las autodefensas, son también parte del mapa del polvorín llamado Michoacán.

Hipólito Mora, vuelve a las armas

A mediados del mes pasado, Hipólito Mora, ex líder de las autodefensas que surgieron en el 2013, anunció a través de su cuenta de Facebook que volverá a portar armas, debido a la inseguridad que se vive en la entidad.

“Le informo al gobierno federal y estatal, que desde hoy traeré conmigo un rifle y una pistola, y cualquier autoridad que trate de detenerme o desarmarme va a tener que asesinar, porque vivo ni a la cárcel me llevarán, ni me desarmarán”, sentenció Mora.

El exdirigente de las autodefensas fue detenido el 11 de marzo de 2014, en el municipio de La Ruana, después de meses en prisión, el fundador de las autodefensas salió libre de la prisión de Mil Cumbres, en Morelia, luego de que se le revocó el acta de formal prisión por falta de pruebas.

Recordó que en la lucha por la seguridad perdió a grandes amigos y a un hijo, y mencionó que, aunque esperó algún tiempo para que las autoridades hicieran su trabajo, actualmente integrantes de diferentes cárteles circulan de manera libre por el país, y mencionó que en el 2013 “varios hombres y mujeres, así como pueblos lo siguieron” en su lucha.

Ante esta circunstancia, reiteró su determinación de volverse a armar, pese a la advertencia del gobierno del estado de que todo civil que se localice con armas será detenido.

Y aunque el gobernador del estado, Silvano Aureoles, ha negado en diversas ocasiones que en Michoacán existan de nueva cuenta grupos de autodefensas, el secretario de Gobernación en la entidad, Ricardo Peralta, pactó con 25 mil integrantes de las autodefensas en la región de Tierra Caliente la deposición de las armas y la desmovilización a cambio de fuentes de empleo.

Además de estos miles de civiles armados, en Michoacán están actualmente operando 19 grupos delictivos, de acuerdo a los más recientes reportes de inteligencia.

El Cártel Jalisco Nueva Generación, quien tiene como aliadas a las células criminales de “El Migueladas”, “Los Blancos de Troya” y “Los Locos de la Sierra” (excaballeros templarios).

“Los Viagra” que se asociaron para enfrentar al CJNG con los remanentes de “Los Caballeros Templarios”, “La Nueva Familia Michoacana” y “El Grupo del Gallito”.

Y grupos criminales más pequeños de los cuales, hasta ahora, no se tiene información si es que se han asociado alguno de los dos grandes cárteles que operan en el estado: “Los Viagra” y el “Cártel Jalisco Nueva Generación”.

“Los Justicieros” son exmiembros de la Policía Federal y ex marinos que trabajan en Zamora y Lázaro Cárdenas; “La Vieja Guardia”, “La Tercera Hermandad” o “H3” con presencia en zonas de Morelia; “Los Vengadores”, “Los Caballeros Élite” en Morelia y Pátzcuaro; “Grupo Iris” en Huetamo; el “Cártel de Sinaloa”, “El Brazo de Oro”, “El Grupo del Cenizo” y “El Grupo del Metro”.

Y uno más se sumó recientemente, el de “El Abuelo”, que antes trabajaba para “El Mencho” pero le declaró la guerra por supuestamente haberlo traicionado.

* Radiografía de los Grupos Armados que operan en Michoacán. Gráficos: Jovani Silva, Infobae

Con información de: https://www.sinembargo.mx/19-08-2019/3631565

También te puede interesar: Guerra interna en el CJNG; se rebelan “Los Cabos”

Enfrentamiento entre CJNG y Viagras deja 9 muertos

Written By

Editorial web con experiencia en medios impresos y digitales. Colaborador de Grupo Turquesa.

Click to comment
Advertisement

© Grupo Turquesa 2019

Connect