Asteroide “hipopótamo” amenazó a la Tierra en Navidad

Madrid, España.– Un enorme asteroide con forma de hipopótamo amenazó a la Tierra en Navidad, la aproximación del 2003 SD220 brindó una excelente oportunidad para obtener imágenes de radar detalladas de su forma y superficie y para mejorar la comprensión de su órbita.

El asteroide llegó a un acercamiento máximo de 2.9 millones de kilómetros el 22 de diciembre, el más cercano en más de 400 años y hasta 2070, cuando se aproxime algo más pero sin riesgo para nuestro planeta.

Estas dos imágenes de radar del asteroide 2003 SD220 cercano a la Tierra se obtuvieron el 18 y 19 de diciembre. Foto: NASA
Estas dos imágenes de radar del asteroide 2003 SD220 cercano a la Tierra se obtuvieron el 18 y 19 de diciembre. Foto: NASA

Amenaza de 1.6 kilómetros

Las imágenes de radar revelan un asteroide con una longitud de al menos 1.6 kilómetros y una forma similar a la de la porción expuesta de un hipopótamo que vadea un río. Se obtuvieron del 15 al 17 de diciembre mediante la coordinación de las observaciones con la antena de 70 metros de la NASA en Goldstone, el Telescopio Green Bank de 100 metros de la National Science Foundation, y la antena de 305 metros del Observatorio de Arecibo en Puerto Rico.

El Green Bank Telescope fue el receptor de las potentes señales de microondas transmitidas por Goldstone o el radar planetario Arecibo financiado por la NASA en lo que se conoce como “configuración de radar biestático”. El uso de un telescopio para transmitir y otro para recibir puede producir considerablemente más detalles que un telescopio, y es una técnica de gran valor para obtener imágenes de radar de asteroides que se acercan y giran lentamente como este.

 

“Detalles sin precedentes”

“Las imágenes de radar alcanzan un nivel de detalle sin precedentes y son comparables a las que se obtienen con un sobrevuelo de una nave espacial”, dijo Lance Benner, del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California, y el científico que encabeza las observaciones de Goldstone.

“La característica de la superficie más visible es una cresta prominente que parece envolver parcialmente alrededor del asteroide cerca de un extremo. La cresta se extiende unos 100 metros sobre el terreno circundante. Numerosos pequeños puntos brillantes son visibles en los datos y pueden ser reflejos desde las rocas. Las imágenes también muestran un grupo de rasgos oscuros y circulares cerca del borde derecho que pueden ser cráteres”.

Las imágenes confirman lo que se vio en las mediciones anteriores de la luz solar reflejada por el asteroide y de las imágenes anteriores de radar de Arecibo: 2003 SD220 tiene un período de rotación extremadamente lento de aproximadamente 12 días. También tiene lo que parece ser una rotación compleja algo análoga a un balón de fútbol americano mal lanzado. Conocido como rotación de “eje no principal”, es poco común entre los asteroides cercanos a la Tierra, la mayoría de los cuales giran alrededor de su eje más corto.

 

“Hipopótamo” de lenta rotación

Con resoluciones tan finas como 3.7 metros por píxel, el detalle de estas imágenes es 20 veces más fino que el obtenido durante el acercamiento anterior a la Tierra del asteroide hace tres años, que estaba a una mayor distancia. Los nuevos datos de radar proporcionarán restricciones importantes en la distribución de densidad del interior del asteroide, información que está disponible en muy pocos asteroides cercanos a la Tierra.

“Este año, gracias a nuestro conocimiento sobre la lenta rotación de la SD220 de 2003, pudimos planificar una gran secuencia de imágenes de radar utilizando los radiotelescopios de plato único más grandes de la nación”, dijo en un comunicado Patrick Taylor, científico principal de la USRA (Universities Space Research Association) en el LPI (Lunar and Planetary Institute) en Houston.

“Los nuevos detalles que hemos descubierto, hasta la geología del SD220 de 2003, nos permitirán reconstruir su forma y estado de rotación, como se hizo con Bennu, objetivo de la misión OSIRIS-REx”, dijo Edgard Rivera-Valentín, científico del USRA en el LPI. “La reconstrucción detallada de formas nos permite comprender mejor cómo se formaron y evolucionaron estos cuerpos pequeños con el tiempo”.

El asteroide 2003 SD220 fue descubierto el 29 de septiembre de 2003 por astrónomos en el Observatorio Lowell. Se clasifica como un “asteroide potencialmente peligroso” debido a su tamaño y acercamientos a la órbita de la Tierra. Sin embargo, estas mediciones de radar mejoran aún más la comprensión de la órbita de la SD220 2003, lo que confirma que no representa una amenaza de impacto futuro para la Tierra.

También te puede interesar:  La voz de Stephen Hawking viajó al espacio durante su funeral

Meteorito que acabó los dinosaurios, dejó consecuencias en Yucatán

Comentarios

Fernando Alvarez

Editor de noticias

Apasionado de la información y de la política. Con 30 años de experiencia en medios editoriales.