Se defiende Krauze, dice que no conoce a su acusador

Ciudad de México.– En un texto publicado en el sitio Aristegui Noticias, el editor, profesor, literato y traductor Ricardo Sevilla Gutiérrez reveló que fue contratado por Enrique Krauze para formar parte de “la trama con la que se intentó descarrilar la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador”. Este mañana, el historiador aseguró que no conoce a Sevilla y que “no existe ni va a existir nada que lo implique en un complot”.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador también se ha pronunciado este lunes sobre el tema, y dijo que su Gobierno no quiere polémica, que Krauze es un “buen historiador”. Reconoció que sí ha tenido diferencias con él. “Tiene una postura política no afín a la nuestra, pero merece todo nuestro respeto. He tenido con él algunas diferencias, pero tiene toda la libertad para expresarse. Nosotros no vamos a perseguir a nadie por sus ideas”, dijo.

Ricardo Sevilla reveló hoy que se trató de una “maquinación financiada por empresarios y coordinada por Krauze”, en la que, aseguró, él mismo trabajó durante 18 meses. “Mi tarea principal consistía en elaborar materiales –que tenían una forzada careta periodística– para atacar la imagen del político tabasqueño”, narró.

Krauze ha sido señalado también por la Diputada y ex coordinadora de la campaña de López Obrador, Tatiana Clouthier, de manejar esta operación contra el mandatario. En su libro Juntos Hicimos Historia, expuso que el historiador participó en la fabricación de contenidos negativos contra el hoy Presidente López Obrador.

Krauze niega haber “maquinado” la trama

Esta mañana, Enrique Krauze aseguró que él nunca “maquinó nada” y aseguró que no conoce a Ricardo Sevilla: “El hombre del que parte esta información, el señor Sevilla, yo nunca lo conocí. No lo conozco, nunca lo he visto en mi vida”. También negó que el equipo al que hace alusión sea suyo. “Ese equipo no es mío. Ese equipo lo hizo Fernando Narcís Ramírez, que no es Enrique Krauze”.

“Yo nunca maquiné nada, como dice el noticiero de Carmen Aristegui, a la cual por supuesto le pediré derecho de réplica. Nada contra López Obrador que no sea lo que he escrito en mis ensayos y libros desde 2005 para acá. Eso no es una maquinación, es una preocupación y crítica política perfectamente válida. Mi crítica ha sido siempre abierta, franca, pública”, dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Dijo que sus artículos lo han colocado como un crítico severo de López Obrador y destacó que no quiere creer que el mandatario “esté manejando esto”. Luego, vía Twitter, Krauze mandó un mensaje al Presidente López Obrador: “Yo también lo respeto a usted, Señor Presidente. Mi crítica ha sido franca y pública. He apoyado su proyecto social y moral”.

Escribió: @EnriqueKrauze “Yo también lo respeto a usted, Señor Presidente @lopezobrador_. Mi crítica ha sido franca y pública. He apoyado su proyecto social y moral. Y agradezco que reitere usted su postura de proteger las libertades.

La serie que nunca salió al aire.
La serie que nunca salió al aire.

“No queremos polémica”: AMLO

El Presidente Andrés Manuel López Obrador también fue cuestionado hoy en la conferencia mañanera sobre el tema, y dijo que su Gobierno no quiere polémica, pero reconoció que sí ha tenido diferencias con Krauze.

“No queremos nosotros la polémica. Enrique Krauze es un buen historiador, tiene una postura política, no precisamente afín a la nuestra pero merece todo nuestro respeto. Yo he tenido con él algunas diferencias, pero tiene toda la libertad para expresarse y para manifestarse. Nosotros no vamos a perseguir a nadie por sus ideas. No vamos a utilizar mucho menos al estado para cuestionar a escritores, a críticos”, dijo esta mañana el Jefe del Ejecutivo Federal.

López Obrador también dijo que su Gobierno está “buscando es que el Estado ya no proteja a escritores; que no haya intelectuales orgánicos, es decir, que si los conservadores quieren tener ideólogos, que ellos los financien, que no sea el Estado o que los intelectuales conservadores o liberales se financien ellos mismos”.

Consideró que muchos de ellos están en la posibilidad de escribir uno o dos artículos a la semana sin cobrar para defender sus posturas. “Lo que está mal es que el Estado tenga que financiar a escritores, a periodistas en lo particular, a defensores del régimen. Que no hay escritores asalariados. […] También una recomendación respetuosísima, es que no nos pasemos de la raya. Que se critique el planteamiento pero que no sea la persona o a sus creencias, o a su forma de ser. Nada de odios”, dijo.

Insistió que se hizo la denuncia por el documental “El Populismo en América Latina” porque ya no quieren que se haga en adelante, pero “no es para perseguir a nadie”.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia matutina en Palacio Nacional.
El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia matutina en Palacio Nacional.

El texto de Ricardo Sevilla

“Sevilla detalla los pormenores de esa maquinación fallida, financiada, según su narración, por diversos empresarios y coordinada intelectualmente por el escritor y empresario Enrique Krauze y su colaborador más cercano, el crítico literario Fernando García Ramírez”, dice la introducción del texto.

“Durante poco más de 18 meses trabajé en el equipo de Enrique Krauze en una estrategia antilopezobradorista para que el actual Presidente de México no triunfara en las elecciones que, finalmente –y pese a la despiadada campaña sucia que elaboramos en su contra–, terminaría ganando”, detalla Ricardo Sevilla.

Sevilla da a conocer mensajes de texto y correos que comprometen sobre todo a Fernando García Ramírez, actual columnista de El Financiero.

“En octubre de 2016 fui reclutado por Enrique Krauze, director de Letras Libres y pagado por Coppel, a través de la A.C. Colección Isabel y Agustín Coppel, una asociación que presume estar comprometida ‘con la investigación y difusión del arte contemporáneo’”, dice.

“Mi tarea principal consistía en elaborar materiales –que tenían una forzada careta periodística– para atacar la imagen del político tabasqueño. El rigor era mínimo. Se trataba, en el peor de los casos, de hacerlo parecer zafio, intolerante y, sobre todo, como un dictador”, revela el escritor y académico.

Sevilla precisa que la oficina en la que trabajaban estaba ubicada en la calle de Berlín, número 245, en la colonia Del Carmen, Alcaldía de Coyoacán. Pero también se llegaron a reunir en las oficinas de la revista Letras Libres.

La Diputada y ex coordinadora de la campaña de López Obrador, Tatiana Clouthier, ya había denunciado esta operación contra el mandatario en su libro Juntos Hicimos Historia, ahí expuso que Krauze participó en la fabricación de contenidos negativos contra el líder del Ejecutivo, algo que ha negado el escritor.

“Se presume que Agustín Coppel se reunió con Enrique Krauze para encargarle que prepararan contenidos intelectuales más refinados. La encomienda le fue asignada a Fernando García Ramírez, columnista de El Financiero y miembro del consejo editorial de Letras Libres, publicación dirigida por Enrique Krauze. La amistad entre el historiador mexicano y el empresario sinaloense era añeja y reconocida públicamente”, señala la funcionaria en su libro.

De acuerdo con Clouthier, la participación de García Ramírez, “personero de Krauze” consistía en preparar las investigaciones especiales contra López Obrador y sus cercanos. “Los contenidos que adolecían de soporte periodístico fueron a parar a la página Pejeleaks.org“, indicó.

La morenista continúo: “Otro de los cometidos que tenía el equipo de Krauze-García Ramírez era realizar ‘investigaciones especiales’ que posteriormente eran publicadas, en formato de artículos de opinión, por diferentes columnistas que se presume fueron Fernando García Ramírez, Pablo Hiriart, Julio Madrazo y Ricardo Alemán, siempre caracterizados por su pensamiento antilopezobradorista”.

El editor Ricardo Sevilla.
El editor Ricardo Sevilla.

La UIF investiga campaña negra

Desde la semana pasada, Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Independencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), anunció que solicitaría el inicio de una investigación por la campaña realizada durante el periodo electoral en contra del hoy Presidente, por ello, este viernes presentó una denuncia de hechos ante la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales.

Nieto Castillo informó que la denuncia se presentó con base en los elementos analizados por al UIF y a partir de sus competencias y que se centró en los creadores del documental “Populismo en América”.

De acuerdo con Santiago Nieto, el Consejo Mexicano de Negocios también estaría involucrado en la red de empresas que otorgaron recursos para la realización del documental, según las investigaciones de la UIF. En esta “campaña negra” contra el hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador también hubo recursos de OHL, de Servicios Administrativos Peñoles y de un programa del Estado de México.

En documento difundido esta la semanda por la SHCP se precisó el seguimiento del dinero que hizo dentro de lo que Santiago Nieto llamó “una campaña negra” contra López Obrador durante el proceso electoral de 2017-2018.

También te puede interesar: Campaña negra contra AMLO se gestó desde Televisa, OHL y Edomex

“Antes muerto que traidor”: AMLO a 100 días de Gobierno

No a reelección, “no soy un ambicioso vulgar”: AMLO

Comentarios

Fernando Alvarez
Fernando Alvarez

Editor de noticias

Apasionado de la información y de la política. Con 30 años de experiencia en medios editoriales.